IV Edición REM: Recursos energéticos & mineros

Miami anuncia un gran cambio para el juego 2 de la Final de la NBA

Por ahora no hay desesperación. Los de Florida saben que solo se ha librado la primera batalla y que quedan muchas, por lo que no hay nada decidido. Sin embargo, tienen igualmente claro que pese a no jugar mal necesitan cambiar algunas cosas si quieren batir a los de Michael Malone. ¿Por dónde quieren empezar? Por la agresividad.

Más allá del resultado del encuentro, al mirar la hoja estadística sorprendió que Miami hubiese realizado únicamente dos tiros libres en todo el partido, algo que supone un récord en la historia de los playoffs.

Cuestionado por ello, Jimmy Butler recalca que no pueden conformarse con simplemente encontrar buenas posiciones de tiro.

«Probablemente ocurrió porque lanzamos muchos tiros en suspensión, y yo probablemente fui quien lideró ese apartado en lugar de buscar el aro. Hacer bandejas, llegar a la línea de tiros libres… Cuando estás en el transcurso del partido, todos parecen tiros correctos. Y no digo que no podamos hacer eso como equipo, pero tenemos que conseguir más bandejas, conseguir más tiros libres. Y cada vez que fallas y no vuelves, son momentos en los que el partido se sale de control. Tenemos que atacar el aro mucho más, incluido yo mismo», señala.

En una línea parecida se expresó el head coach del equipo, Erik Spoelstra. El entrenador de los Heat no tiene problemas con que su equipo lance muchos triples, sobre todo si es en buenas posiciones como anoche. Pero tiene claro que no pueden conformarse con es.

«Hay que darles crédito por su tamaño y por proteger realmente la pintura consiguiendo que siempre haya un tercer defensor. Pero hay que hacer las cosas con mucha más intención y mucho más ritmo, siendo más detallistas. Somos un equipo agresivo y ofensivo, por lo que si no tenemos ese tipo de oportunidades en el aro o en la línea de tiros libres , tenemos que encontrar diferentes formas de poder hacerlo», sentencia.