Conversatorio

Recursos Energéticos y Mineros

martes 5 julio 2022 08:30 am
Santo Domingo
Transmisión en vivo

Rusia ataca Ucrania

Vladímir Putin ha llegado a un punto de no retorno. Pocos minutos antes de las 6.00 de este jueves, hora de Moscú, una hora antes en Ucrania y las 4.00 en la España peninsular, el presidente ruso ha anunciado una “operación militar especial” en el Donbás. Solo unos minutos después del discurso del jefe del Kremlin, emitido en todos los canales estatales rusos, se registraron grandes explosiones en varios puntos del este de Ucrania, desde Sloviansk y Kramatorsk a Járkov, a 30 kilómetros de la frontera rusa; incluso en Kiev, la capital. Con bombardeos de artillería, equipo pesado y armas pequeñas, las tropas rusas lanzaron ataques en distintos puntos del país, con un balance estimado de 40 muertos hasta el momento.

El Ministerio del Interior ucranio ha informado de que tropas rusas han aterrizado en la ciudad portuaria de Odessa y han cruzado la frontera en varios puntos del país. También, según fuentes de Interior, están haciendo incursiones desde la península ucrania de Crimea, que Rusia se anexionó ilegalmente en 2014. En la capital, los ataques con misiles buscaban alcanzar aviones de combate ucranios, estacionados en un aeropuerto a las afueras de la ciudad de 2,8 millones de habitantes, donde algunas personas se apresuraron a protegerse en alguno de los refugios antiaéreos habilitados o en el metro. Las tropas rusas han cruzado también el punto fronterizo de Vilcha, entre Bielorrusia y Ucrania, situado en la región de Kiev y a 150 kilómetros de la capital. La “operación militar” de Putin que, según el líder ruso, busca desmilitarizar pero “no ocupar” el país y no dirigirse contra civiles, toma color de una invasión a gran escala. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, se ha apresurado a declarar la ley marcial y a cerrar el espacio aéreo del país. “El ejército está trabajando. Sin pánico. Somos fuertes. Estamos listos para todo. Derrotaremos a todos”, dijo.

El servicio de emergencia estatal de Ucrania asegura que, en solo una hora, se lanzaron ataques contra 10 localidades del país, principalmente en el este y sur. Además, el Gobierno ha confirmado que las tropas rusas están penetrando también por las fronteras del noreste del territorio, en concreto por la región de Chernihiv, en la linde con Bielorrusia, cuyo líder autoritario, Alexander Lukashenko, ya se ha plegado a Moscú. La incursión desde allí, donde Rusia había desplegado a 30.000 soldados para hacer maniobras conjuntas con tropas bielorrusas, hace temer a los servicios de espionaje ucranios y occidentales que las fuerzas rusas puedan alcanzar Kiev; ese sería el camino más corto.

La agresión se salda por ahora con un balance de 40 víctimas mortales, según Kiev. “Llega constantemente información sobre los ataques”, ha informado en una nota la agencia gubernamental. El Ministerio de Defensa ruso ha afirmado, por su parte, que está utilizando “armas de alta precisión” para inutilizar la infraestructura militar, las instalaciones de defensa aérea, los aeródromos militares y los aviones del Ejército ucranio, según la agencia estatal rusa RIA.

Putin, que ha agitado durante meses el argumento de que el de Kiev es un “régimen nazi” que discrimina a los rusoparlantes y que los ciudadanos de las regiones de Donetsk y Lugansk están sufriendo un “genocidio”, ha afirmado en su anuncio que la agresión militar es para “defender y proteger” a la ciudadanía. “Nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también por llevar ante la justicia a aquellos que cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de Rusia”, ha dicho el presidente ruso, con gesto serio, en un mensaje de vídeo en el que se le ve flanqueado por dos banderas de su país.

La agencia rusa Interfax también reportó explosiones en las zonas de Donetsk y Lugansk, bajo control de los separatistas prorrusos, que, alimentados por el Kremlin, llevan ocho años luchando contra el Ejército ucranio en una guerra que ha segado ya 14.000 vidas. Una nueva guerra caliente en la zona sería devastadora. Una intervención a gran escala en todo el país, catastrófica.

El lunes, después de un feroz discurso en el que cuestionó la soberanía de Ucrania, que considera un país ficticio, fruto de costurones históricos y diplomáticos, Putin firmó el reconocimiento de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk. Acto seguido, como recogía el decreto, ordenó el envío de tropas a los dos territorios secesionistas, que controlan solo un tercio del territorio del Donbás, que reclaman con el aval de Putin.

El líder ruso aseguró en la madrugada de este jueves que tomó la decisión tras recibir una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania. Y al anunciar la operación militar advirtió: “Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y lo llevará a consecuencias como nunca antes ha experimentado en su historia”. “Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos”, añadió.

Horas antes, en un emotivo discurso a la nación, con gesto contenido pero dramático, Zelenski parecía presagiar que en la noche del jueves se iba a producir otra agresión militar de Rusia. Kiev está dispuesto a negociar con Moscú en cualquier canal y en cualquier momento, ha dicho en un discurso en ucranio y en ruso divulgado en su canal de Telegram.

“Hoy hice una llamada telefónica al presidente ruso. El resultado fue el silencio, aunque el silencio debería estar en el Donbás”, aseguró Zelenski, antes de dirigirse de manera directa a los rusos: “Estamos separados por más de 2.000 kilómetros de fronteras mutuas, a lo largo de las cuales se encuentran 200.000 de sus soldados y 1.000 vehículos blindados. Su presidente ha aprobado su paso hacia el territorio de otro país. Este paso podría convertirse en el comienzo de una gran guerra”, ha recalcado. “No necesitamos la guerra, ni caliente ni fría ni híbrida. Pero si las tropas nos atacan y alguien trata de arrebatarnos nuestro país, nuestra libertad, nuestras vidas, las vidas de nuestros hijos, entonces nos defenderemos. Y cuando nos ataquen verán nuestras caras, no nuestras espaldas”.

Los muy perniciosos efectos económicos de la invasión se perciben de inmediato. La Bolsa de Moscú ha detenido su actividad y el rublo ha caído a niveles récord frente a las principales monedas. Las Bolsas europeas han abierto también con pérdidas masivas por el ataque, mientras el gas y el petróleo se han disparado.

 

 
 
 

Fuente

El País

Otras noticias

ATLANTA - La grieta del golf se agudiza con la puja de ambas entidades
ATLANTA - El zoológico de Atlanta cerrará temprano esta semana para cuidar de los visitantes y los a...
ATLANTA - Atlanta United anunció el fichaje de dos jugadores procedentes de clubes de México para re...
ATLANTA - 27 perros beagles fueron rescatados de terribles condiciones en una instalación que cria a...
La Fundación de Artes Culturales Caribeñas-Americanas (CACAF) está encantada de celebrar el regreso...